Novelas por entregas. Una entrega al día... ¡o eso intentaré!

miércoles, 10 de octubre de 2012

Estoy de Vuelta 14

-Rubén, por favor, déjame en el suelo -pidió Cosme.

El joven así lo hizo, y la calavera se marchó rodando en dirección al ruido. No había pasado ni un minuto cuando Cosme volvió.

-Son tres o cuatro prostitutas -explicó la calavera-. Están apostadas esperando que pase algún coche.
-¿Qué hacemos? -preguntó Rubén-. ¿Esperamos a que se vayan?
-Perderíamos toda la noche -dijo Canael.
-¡Sois unas nenazas! -exclamó Fito con furia-. Mucho iros del cementerio, mucho iros del cementerio... ¡y ahora, por cuatro fulanas, os quedáis temblando! ¡Dejádmelas a mí!

Y Fito se fue por la cuesta antes de que nadie pudiera reaccionar.

-¡Vuelve! -le siseó Cosme alarmado-. ¿Es que te has vuelto loco?

Canael y Rubén se disponían a ir tras él cuando comenzaron a escucharse gritos aterrados de mujer.

Los cinco corrieron cuesta abajo, donde encontraron a Fito esperándoles.

-Ya está -les dijo con aire de suficiencia-. Ya se han marchado.
-¡Idiota! -le regañó Cosme-. ¿Es que quieres que todo el mundo se entere de que esta noche los muertos caminan o qué?
-Creía que era algo que te parecía divertido -replicó Fito-. De todos modos, ¿quién iba a creerlas? Pensarán que están borrachas o algo así.
-¿Y el susto que has dado a esas pobres mujeres? -continuó Cosme.
-¡Por favor, Cosme! ¡No soy tan insensible! -se defendió Fito-. No me abalancé sobre ellas dando alaridos ni nada de eso... tan sólo les pregunté que a cuánto la mamada...
-¡Por el amor de Dios! -se asqueó Cosme-. Como no te chupen la rabadilla, no se me ocurre qué otro servicio ibas a pagarles.
-De todos modos -el tono de voz de Fito se volvió melancólico-. Hace tantos años que no siento las caricias de una mano de mujer, el roce de un cuerpo femenino contra el mío...
-Con el trauma que has debido causarles -le dijo Cosme-, probablemente los mismos años que ellas estarán sin acercarse a un hombre.
-Por Dios os lo pido, sigamos adelante... antes de que venga alguien más -aconsejó Canael.

Continuará

2 comentarios:

  1. Vaya por dios, no se puede cumplir un sueño ni después de muerto... ¿así quien tiene ilusiones? ¡así no se puede!

    ResponderEliminar
  2. Y qué se supone que debo contestar a esto yo ahora… :-S

    ResponderEliminar