Novelas por entregas. Una entrega al día... ¡o eso intentaré!

jueves, 22 de noviembre de 2012

Estoy de Vuelta 32


-¡Arcángel Doradiel! ¡Arcángel Doradiel! -gritó el querubín.
-Espera, pequeño, no digas nada -le interrumpió el arcángel con una sonrisa de desesperación-. Déja que antes me haga a la idea de la importancia de la mala noticia. ¿Qué es esta vez? ¿Un nuevo diluvio universal? ¿La llegada del fin del mundo? ¿Nuestro Señor Jesucristo se ha convertido a los testigos de Jehová?
-No, arcángel Doradiel, nada de eso... -negó el querubín.
-¡Ah, bueno! -suspiró aliviado el arcángel-. Entonces no debe ser tan grave, dime...
-El Espectro escapado del cementerio maldito número trescientos quince ha asesinado a cuatro personas y ha absorbido la energía de sus víctimas, convirtiéndose en un enemigo formidable para cualquier ángel custodio y sigue suelto por la ciudad... y ahora, tras haber tomado las vidas de esos jóvenes inocentes, incluso a nosotros nos es difícil el poder detectarle...
-Querubín, ¿me harías un favor?
-Lo que usted mande, arcángel Doradiel.
-¿Te podrías informar acerca de si está permitido que un arcángel se emborrache?
-Sinceramente, creo que está usted exagerando...
-Da igual. La próxima vez que vengas a avisarme de algo tráete una botella de ginebra o algo así, ¿vale? Casi hubiera preferido lo del diluvio...
-Eh... ¿arcángel Doradiel?
-¿Sí, pequeño?
-¿Y qué se supone que hacemos con el Espectro?

Doradiel meditó unos segundos.

-¿Quién debería haber impedido su marcha del cementerio maldito número trescientos quince?
-El demonio arrepentido Canael.
-Sí, eso es... vamos a hacer que sus caminos se entrecrucen.
-Pero, arcángel Doradiel, el demonio arrepentido Canael ahora no es rival para el Espectro...
-¿Crees que no lo sé?
-No, claro que no...
-¿Acaso hay algún ángel disponible capaz de hacerle frente?
-No...
-¿Se te ocurre alguna otra cosa, pequeño?
-No.
-Pues haz lo que te he dicho.
-¿Sobre lo de que sus caminos se entrecrucen o sobre lo de la botella de ginebra?
-¡Ve rápido! Y reza por esas pobres cuatro almas...
-Sí, arcángel Doradiel.

Y el querubín voló de allí raudo.

Continuará

4 comentarios:

  1. El espector, un ente superpoderoso sediento de venganza... ¿sabes que cierta editorial De Comics podría demandarte? y mira que piensan hacer una peli...

    ResponderEliminar
  2. Creo que también va Dungeos & Dragons en la lista de gente que podría demandarme, entonces… xDD

    ResponderEliminar
  3. uhmm enemigos poderosos, te gusta jugar duro, doble o nada...

    ResponderEliminar
  4. Ya te digo, en nivel 1 y contra el Espectro del Chupacabras cabreao...

    ResponderEliminar