Novelas por entregas. Una entrega al día... ¡o eso intentaré!

miércoles, 23 de enero de 2013

Estoy de Vuelta 64


-Tenemos problemas -dijo Canael.

Todos los ocupantes del vehículo dieron un respingo.

-¡Dios mío, Canael! -protestó Fito-. ¡Avisa antes de aparecer de repente! ¡Me has dado un susto de muerte!
-Y seguimos con las frases idiotas… -refunfuñó Cosme.
-El Espectro está buscando a Isabel -dijo en un susurro Sheila.

Rubén quedó paralizado.

-¿Qué?
-Tu novia tiene un alma muy pura -explicó el demonio-. Justo lo que el Espectro necesita para aumentar su fuerza.

El joven enterró su cabeza entre las manos.

-Pero cómo…
-¿Podemos localizar a Isabel? -preguntó Cosme.
-No lo sé aún -Canael negó con la cabeza-. Pero sé que podemos encontrar al Espectro. No sólo quiere a Isabel. También está buscándome a mí.
-¿A ti? -se alarmó Sheila- ¿Por qué?
-Porque alguien o algo le ha convencido de que matándome será recompensado. Unido a Richie, quien a su vez está unido al Espectro, puedo sentirlo más que saberlo. Creo que al Espectro le da igual a quién encuentre primero, si a mí o a Isabel… aunque si piensa de manera lógica, seguramente creerá que tu novia es una presa mucho más fácil. Rubén, quieras o no, tienes que avisarla. Toma.

Y el demonio le dio a Rubén un teléfono móvil.

-¿Y ésto? -se extrañó Rubén.
-Se lo quité a tu amigo Sebas. Creí que sería útil. Llama a tu novia y avísala.
-¿Desde cuándo eres cleptómano? -preguntó Fito.
-He ardido en el infierno por pecados mayores -la voz de Canael hizo que Fito ahogara la broma que tenía preparada como réplica. 
Pero Cosme no se calló:
-Y si vas desnudo, ¿dónde te lo has guardado?

En esta ocasión, fueron los ojos de Canael los que enmudecieron a la calavera.

-Pero Isabel no tiene móvil, su padre no le dejaba tenerlo… -suspiró Rubén.
-¿Y teléfono fijo en su casa? ¿Tampoco había? -preguntó el demonio.
-Sí, aunque ella no quería que yo la llamara…
-Hablamos de su alma, Rubén. Ahora eso no importa. ¿Recuerdas el número?
-Sí -respondió el joven.
-Pues llama ahora mismo… e intenta no asustarla mucho. Ella te cree muerto con razón.

Rubén obedeció con otro escalofrío y marcó el número.

Continuará

2 comentarios:

  1. Si no fuera un fijo habría muchas posibilidades de que se escuchara un "teléfono apagado o fuera de cobertura"... por la ley de murphy, vaya. Por cierto ¿hay un círculo del infierno para los postulantes de las leyes de murphy?

    ResponderEliminar
  2. Le he preguntado a Canael y me dice que sí, que estaba planeado montar una tortura específica para dichos postulantes. Pero que extrañamente, tanto en el diseño como en la ejecución, algo salió mal...

    ResponderEliminar